La fabricación de flores artificiales es una industria global, con bases de producción ubicadas en todo el mundo. Algunas de las principales bases de producción de flores artificiales son las siguientes:

China – China es el mayor productor de flores artificiales del mundo. El país produce una amplia gama de flores artificiales, desde seda hasta flores de papel, y las exporta a varios países del mundo. Blush Rose es uno de los principales fabricantes de flores artificiales en China.

sala de exposición de la fábrica de flores artificiales de tianjin

Tailandia: Tailandia es otro jugador importante en la industria de fabricación de flores artificiales, con una parte importante de la economía del país que depende de la producción y exportación de flores artificiales. El país es conocido por sus flores de seda de alta calidad, que son populares en el mercado internacional.

India (delhi, kolkata, mumbai) – India tiene una larga historia en la producción de flores artificiales, con bases de producción en varias partes del país. El país produce una amplia gama de flores artificiales, incluidas flores de seda y papel, y exporta a países de Asia y Europa.

Italia: Italia es conocida por sus lujosas flores artificiales de alta gama, que son populares en la industria de la moda y para su uso en bodas y eventos de alta gama. El país tiene una larga tradición de arte floral y sus artesanos son expertos en la creación de flores artificiales hermosas y realistas.

Estados Unidos: Estados Unidos es un importante productor de flores artificiales, con bases de producción ubicadas en todo el país. El país produce una amplia gama de flores artificiales, desde simples flores de plástico hasta arreglos de seda de alta gama, y atiende tanto al mercado nacional como al internacional.

Además de estas importantes bases de producción, hay muchos otros países en todo el mundo que producen flores artificiales, incluidos Japón, Corea del Sur, Sri Lanka, Reino Unido, Bangladesh y varios países de Europa. Los fabricantes mundiales de flores artificiales son altamente competitivos y cada país tiene sus propias fortalezas y especialidades, lo que crea un mercado diverso y vibrante para las flores artificiales.